sábado, 21 de febrero de 2009

CANCIONES: SANTA MARÍA DE AMÉRICA LATINA


Esta canción surgió cuando un amigo mío, Miguel Salazar, compuso un texto devocional, con el cual quería honrar la presencia de Santa María en la historia de la evangelización de América Latina y las diversas advocaciones con que se le conoce en este Continente de la Fe. Cuando había elaborado más de la mitad de la letra –respecto a la canción como se conoce actualmente–, yo le puse música al texto y completé lo que faltaba.

Esta primera versión de la canción es la que aparece en el cassette "América de nuestra fe" de 1989.

Posteriormente salieron a la luz varios problemas en relación a la letra de la canción grabada, que llevarían a que el texto sufriera varias modificaciones a lo largo del tiempo. La historia de las modificaciones efectuadas a la letra de esta canción es compleja.

¿Cómo se originó toda esta serie de cambios?

Por inadvertencia, tanto a Miguel como a mí se nos olvidó mencionar la advocación con que se conoce a la Virgen en Panamá: Santa María de la Antigua. Como Patrona de República Dominicana pusimos a la Virgen de las Mercedes, cuando el nombre apropiado es el de Señora de la Altagracia. Además, la canción tenía referencias a la situación política de dos países –Nicaragua y Cuba–, que no resulta pertinente mencionar, pues las situaciones políticas cambian –como sucedió efectivamente en el caso de Nicaragua– y no es conveniente que una canción religiosa pierda actualidad sólo porque la circunstancia histórica a la que se refiere ya no existe.

A esto se suma que, en un momento dado, algunos responsables con altos cargos de la institución católica a la que pertenece Takillakkta juzgaron que las dos últimas estrofas contenían "imprecisiones" teológicas que había que corregir.

Dado que la canción era cantada con frecuencia en reuniones de miembros de la institución y de otras asociaciones afines, se decidió modificar la letra.

Si bien al principio no se introdujo la advocación panameña, en el caso de República Dominicana la línea que decía "eres Virgen de las Mercedes" se cambió simplemente por "Señora de la Altagracia".

La referencia a la dictadura en Cuba se dejó intacta:
...y son tus fieles cubanos,
aun cuando se los silencia,
hijos todos muy devotos
de la Morena del Cobre.
La referencia al pasado gobierno revolucionario sandinista, que comienza con "y aunque la opresión se sienta...", fue cambiada por
...y aunque el sufrimiento venga,
tus fieles nicaragüenses
en Chinadega te piden
que la fe no sea vencida.
Lo más problemático fueron los cambios a las dos últimas estrofas, que decían originalmente:
María Virgen y Madre,
cuida este tu continente.
haz que tengamos justicia
y que ya no haya miseria,
que en nuestra tierra fecunda
haya reconciliación.

Y ante todo María,
enséñanos el Amor
haznos fieles a Dios Padre,
fraternos a los hermanos,
conviértenos a tu Hijo:
que seamos como Jesús.
Un representante de la institución católica me explicó posterioremente la razón de los cambios:
Antes decía: "María Virgen y Madre, cuida este tu continente, haz que tengamos justicia": María no puede de ninguna manera hacer que tengamos justicia. Puede a lo máximo interceder por nosotros, darnos su ejemplo, pero no puede hacer que tengamos justicia. Luego dice: "y que ya no haya miseria". En esta última frase se aplica lo mismo, pero no se cambió porque al decir primero "intercede por tus hijos" cambia también un poco el sentido o el "tono" de la petición siguiente: "que ya no haya miseria". Y sigue: "que en nuestra tierra fecunda haya reconciliación. Y ante todo María, obténnos tú del Señor ser fieles al Plan del Padre, fraternos a los hermanos, condúcenos (se cambió por conviértenos, pues María no puede "convertirnos" al Señor, pero sí puede conducirnos, de acuerdo a lo que llamamos la guía de María) a tu Hijo, que seamos como Jesús".
No sé si el lector común y corriente pueda llegar a entender todas estas sutilezas propias de una ideología religiosa obsesionada por controlar el lenguaje en que se expresa su perspectiva de la fe. No lo culpo. Lo cierto es que una vez que las estrofas en cuestión fueron pasadas por este filtro, quedaron como sigue, con la métrica lesionada y el lenguaje parchado de clichés ideológicos:
María Virgen y Madre,
cuida este tu continente:
intercede por tus hijos
y que ya no haya miseria,
que en nuestra tierra fecunda
haya reconciliación.

Y ante todo, María,
obténnos tú del Señor,
ser fieles al Plan del Padre,
fraternos a los hermanos,
condúcenos a tu Hijo:
que seamos como Jesús.
Curiosamente, se dio durante un tiempo la coexistencia de dos versiones del canto, la original del cassette y la que estaba en los cancioneros y que se cantaba en las reuniones litúrgicas de la institución católica y sus asociaciones dependientes.

Mi respuesta al mensaje con las razones de los cambios fue la siguiente:
Las observaciones al canto me parecen pertinentes y creo que se puede hacer modificaciones. Las que se hicieron no son ciertamente las mejores, no por su contenido doctrinal, sino por su falta de sentido de la musicalidad y la métrica. La expresión "Plan del Padre", además de ser algo dura por la cantidad de consonantes fuertes que agrupa en tan poco espacio, entra como con calzador en la letra y hace que se vea forzada. La expresión "fraternos a los hermanos", si bien forma parte de la letra original, es gramaticalmente incorrecta. La preposición que se debe usar es "con".
Este fue el texto sugerido por mí, buscando entonces ceñirme a las pautas terminológicas de la institución:
María, Virgen y Madre,
cuida este tu continente:
ruega por la justicia
y por que no haya miseria,
que en nuestra tierra fecunda
haya reconciliación.

Y ante todo, María,
condúcenos al Amor,
a ser fieles a Dios Padre,
fraternos con los hermanos,
confórmanos con tu Hijo:
que seamos como Jesús.
Asimismo, indiqué que la expresión "aun cuando se los silencia" referida a los cubanos debía cambiarse por "aun sufriendo pobreza".

La expresión "aunque el sufrimiento venga" referida a los nicaragüenses no me parecía satisfactoria, por lo que debía cambiarse por "aunque la aflicción se sienta".

Ninguna de mis sugerencias fue aceptada en ese momento y la canción se siguió difundiendo de la manera ya dicha. Esto cambió cuando la productora ICTYS decidió remasterizar el cassette "América de nuestra fe" y sacarlo en CD en el año 2004. Para esa ocasión, Javier Leturia consideró necesario grabar una nueva versión de la canción y aceptó casi todas mis sugerencias, haciendo un par de modificaciones menores con las que estuve de acuerdo, pues en cierto sentido le devolvían a la letra de la canción su sencillez original.

Las últimas dos estrofas quedaron así:
María, Virgen y Madre,
cuida este tu continente:
que vivamos en justicia
y que ya no haya miseria,
que en nuestra tierra fecunda
haya reconciliación.

Y ante todo, María,
enséñanos el Amor,
a ser fieles a Dios Padre,
fraternos con los hermanos,
condúcenos a tu Hijo:
que seamos como Jesús.
La advocación de Santa María de la Antigua correspondiente a Panamá fue finalmente incluida.

La letra original decía así:
Y ahora tus hijos te imploran,
Latinoamérica toda,
Madre de todos los hombres,
a ti acuden sin distingo
el blanco, el negro y el indio,
hijos tuyos quieren ser.
La versión actual de Takillakkta es como sigue:
Y ahora tus hijos te imploran,
Latinoamérica toda,
Madre de todos los hombres,
con el nombre de La Antigua
invocado fue tu amparo
en Panamá por vez primera.
En cuanto a las interpretaciones de Takillakkta, tanto la primera como la segunda versión son correctas, aunque yo prefiero la primera, pues considero que irradia más vida y energía.


SANTA MARIA DE AMERICA LATINA (LETRA DEFINITIVA)

Madre nuestra eres, María,
de todo este continente,
pues tú has estado presente
en toda nuestra historia,
y nos sigues conduciendo
a la verdadera gloria.

Nuestra evangelización
sintió tu mano amante,
pues tú seguiste constante
aquella grande misión;
por eso te apareciste
en el santo Tepeyac.

Y ahora tus hijos te imploran,
Latinoamérica toda,
Madre de todos los hombres,
con el nombre de La Antigua
invocado fue tu amparo
en Panamá por vez primera.

María de Guadalupe
te llaman los mexicanos,
y son tus fieles cubanos,
aun sufriendo pobreza,
hijos todos muy devotos
de la Morena del Cobre.

Virgen de Copacabana,
te invoca el hombre del Ande,
y en todo el Sur del Perú
te quieren Virgen de Chapi,
y los chilenos piadosos
en tu santuario en Maipú.

Y es hacia Aparecida
donde van los brasileños,
para pedirte postrados
escuches sus sufrimientos,
y en Argentina en Luján
te imploran los argentinos.

Señora de Coromoto,
te aman los venezolanos,
y van los ecuatorianos
a tu santuario del Quinche,
bella estrella de Colombia,
Virgen de Chiquinquirá.

En el Paraguay tu reinas,
Señora de Caacupé,
alma de los uruguayos,
Virgen de los 33,
sol de los dominicanos,
Señora de la Altagracia.

Oh Señora del Rosario,
lucero de Guatemala,
y en Cartago de Costa Rica
acoges a los peregrinos;
Virgencita de Suyapa,
Honduras te da su amor.

En el Salvador te invocan,
oh Señora de la Paz,
y aunque la aflicción se sienta,
los fieles nicaragüenses
en Chinandega te piden
que la fe no sea vencida.

María, Virgen y Madre,
cuida este tu continente:
que vivamos en justicia
y que ya no haya miseria,
que en nuestra tierra fecunda
haya reconciliación.

Y ante todo, María, enséñanos el Amor,
a ser fieles a Dios Padre,
fraternos con los hermanos,
condúcenos a tu Hijo:
que seamos como Jesús.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Martin Scheuch está bajo una licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

4 comentarios:

  1. Hola, podrías por favor poner el link de descarga de la primera versión de Santa María de América Latina?
    Y tbn tus canciones que solo están publicadas las letras pero no lo música...de repente si la tienes cantada con guitarra y voz, pues no importa!!
    Felicitaciones por el Blogg...siempre es bueno aclarar algunas cosas para estar bien con nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Augusto:

    Con mucho gusto lo haré más adelante. El problema es que tendría que pasar la canción del cassette a formato MP3, y para ello necesitaría algo de tiempo, pues tengo que conseguir un buen tocacassettes y un cable con el cual conectarlo a mi PC.

    Lo de la falta de tiempo también se aplica a la grabación de mis canciones inéditas. Mi voz no es muy buena y mis canciones tienen a veces arreglos musicales sencillos, todo lo cual requeriría que grabe en varias pistas, ya sea cantando dos o tres veces, haciendo una segunda voz o punteando con mi guitarra sobre acordes ya grabados. Quisiera hacer demos de calidad aceptable, pues una interpretación "a lo que salga" tampoco le haría justicia a la canción misma.

    Por el momento sólo estoy poniendo las letras, a fin de que mis lectores puedan conocer sus contenidos. Lo de la música vendrá con el tiempo, pues ése fue uno de los motivos por los que inicié este blog.

    Fíjate que el blog lo abrí en octubre del 2007, pero recién comencé a escribir en enero del 2009. Te agradecería un poco de paciencia. Por el momento, tengo algunas obligaciones urgentes que cumplir hasta mayo de este año (urgentes, pero no verdaderamente importante, como son casi todas las cosas que tenemos que hacer para ganar el sustento para uno y la familia). Una vez que pase esto, buscaré ocasiones para poder grabar mis canciones inédicas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante... ahora si comprendo porque tantos cambios en esta bella canción y no hay nada mejor, que el mismo autor los detalle y aclare... y yo aún conservo la cancion original y claro ya pasada a mp3... saludos desde Arequipa - Perú ...me contaron que estuviste por aqui hace muchos años atras...GRACIAS por componer tan bellas canciones

    ResponderEliminar
  4. Guao...me gusto la explicación del por que de los cambios de letra en la canción y los acepto tambien, asi como me alegra tambien la actitud del compositor al entender la necesidad de los cambios. Un abrazo he escuchado poco de sus canciones , pero esta en especial me encanta. Felicidades y que sigan componiendo y cantando.

    ResponderEliminar